Cómo afrontar el hambre antes de la menstruación

A la mayoría de las personas que menstruamos no nos hace mucha gracia que nos venga el periodo de manera inesperada; sin embargo, hay algunas señales que, si nos fijamos bien, nos pueden alertar de que el periodo está por llegar: grandes cambios de humor, brotes de acné y, en particular, la sensación de hambre. El hambre del síndrome premenstrual es real; de hecho, creemos que si nuestro periodo pudiera hablar diría «¡dame de comer!». Las personas que menstruamos conocemos muy bien la frenética e interminable búsqueda de tentempiés. Si alguna vez has pensado «¿por qué tengo tanta hambre antes de la regla?», sigue leyendo que aquí tenemos las respuestas.

¿Por qué te da hambre la regla?

Es completamente normal que tu hambre aumente antes o durante la menstruación. Hay varias razones para ello, como los cambios en los niveles hormonales, el estado de ánimo y el metabolismo.

Vamos a hablar un poco de cada una de estas razones:

Fluctuaciones hormonales

En la semana anterior a la menstruación, es posible que sientas más hambre debido a los cambios hormonales. Tendrás niveles más elevados de progesterona y los niveles de estrógeno estarán más bajos. El estrógeno puede tener el efecto de suprimir el apetito, mientras que la progesterona está relacionada con justamente lo contrario, con el aumento del apetito. Cuando estás ovulando, tus niveles de estrógeno están al máximo y empiezan a descender en el periodo previo a la menstruación. Los niveles de progesterona alcanzan su punto máximo justo antes de que empiece el periodo, lo que podría explicar por qué tienes tanta hambre antes de la menstruación.

Comer por causas emocionales

Cuando nos sentimos emocionalmente vulnerables, es habitual que encontremos consuelo en la comida, sobre todo en los alimentos dulces y los hidratos de carbono (en este caso, no sería raro que después de un plato gigante de pasta comiéramos un buen trozo de tarta). Es normal que antes y durante la menstruación nos sintamos más emocionales de lo habitual. Los sentimientos intensos son una señal de que el síndrome premenstrual está gobernando nuestra vida. Si comes de manera compulsiva por motivos emocionales, es posible que sientas más hambre durante tu periodo.

Cambios en el metabolismo

Justo antes de que empiece la menstruación, el ritmo metabólico del cuerpo aumenta, lo que significa que el cuerpo puede necesitar hasta 350 calorías adicionales para pasar la semana que precede a la regla. El cuerpo trabaja duro en las fases lútea y menstrual del ciclo, y el aumento del apetito antes del periodo es una prueba de ello.

productos para la menstruación
ecológicos certificados

encuentra tu tienda más cercana

Cómo afrontar el hambre de la menstruación

Ahora que ya sabes por qué tienes tanta hambre antes y durante la menstruación, aquí tienes algunas ideas para lidiar con la sensación de hambre constante:

Adapta tu dieta a tu ciclo menstrual

A lo largo de todo el ciclo menstrual, los cambios hormonales, el estado de ánimo y el metabolismo hacen que las necesidades de tu cuerpo cambien. Al consumir alimentos que se adaptan a tus fases menstruales, puedes darle a tu cuerpo exactamente lo que necesita, independientemente de si estás ovulando, con el síndrome premenstrual o al final del periodo.

Hazle caso al hambre del SPM

Si la semana anterior a la menstruación tienes más hambre, ¡come más! Cuando sientes hambre, es tu cuerpo el que te está diciendo que necesita combustible. Escucha lo que te dice el cuerpo y come cuando tengas hambre. Si además del hambre tienes antojos específicos, puede ser que tu cuerpo esté buscando un refuerzo de algún nutriente en particular del que carece. Por tanto, come lo que quieras y en el momento que lo desees sin sentirte culpable.

Come para aliviar los calambres

Cuando aparecen los calambres es fácil darse un atracón. Es posible que tengas ganas de comer cualquier cosa comestible que tengas a la vista con la esperanza de sentirte mejor, pero a veces lo importante no es cuánto comes, sino qué comes. Estos nueve alimentos ayudan a reducir los calambres menstruales y satisfarán tu hambre.

¿Sientes más hambre antes y durante el periodo? Cuéntanos cómo afrontas el hambre del periodo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.