Tampón: ¿Con o Sin Aplicador?

Compresas, protectores diarios, copas menstruales, compresas de tela … hay muchos productos menstruales para elegir. Si has elegido los tampones como compañeros de viaje durante la menstruación, tienes otra decisión que tomar; ¿con aplicador, sin aplicador o ambos? ¡Esa es la cuestión!

Antes de entrar en detalle sobre el uso de los dos tipos de tampones, ¿te has parado a pensar en algunas de estas preguntas?

  • ¿Sabes qué nivel de absorbencia necesitas? Usar tampones que tengan un nivel de absorción más alto de lo que necesitas no solo puede ser incómodo para ti, sino que puede aumentar el riesgo de TSS (Síndrome de Shock Tóxico). Estamos seguras que no estas dispuesta arriesgarte a sufrir algo así, con lo que te aconsejamos buscar la absorbencia más baja posible acorde a tu cantidad de flujo menstrual.
  • ¿Conoces bien tu cuerpo? La vagina de cada persona es diferente. Lo que les funciona a las personas que conoces no necesariamente tiene que funcionarte a ti. Es una cosa importante a tener en cuenta a la hora de elegir productos para la menstruación.
  • ¿Has investigado, alguna vez, cómo funcionan los tampones y cómo usarlos? Una vez que te sumerges un poco más en el mundo de los tampones y sus tecnicismos, te puede llegar a abrumar la idea de utilizarlos o cambiar de un tipo de tampón a otro. ¡Informarse siempre es la mejor opción!
  • ¿Qué marca elegir? No queremos echarnos flores, pero nuestros productos están hechos de algodón 100% orgánico, son biodegradables y compostables, ¡lo mejor para el medio ambiente y para tu cuerpo!

Una vez tenemos toda la información y hemos reflexionado sobre ello, es hora de revisar los pros y contras de los tampones con o sin aplicador…

Tampón Sin Aplicador

Pros

  • Los tampones sin aplicador son más económicos, así que te puedes ahorrar un dinero en cada ciclo.
  • Los tampones sin aplicador son más pequeños y más fáciles de llevar a cualquier lado.
  • Que sean más pequeños significa que tienen menos envoltorios y por lo tanto son más respetuosos con el medio ambiente, especialmente si usas tampones de algodón orgánico y biodegradables.
  • Con los tampones sin aplicador tienes el control total a la hora de introducirlos, puedes ajustarlos hasta encontrar el lugar más cómodo para ti.

Contras

  • Para ajustar bien un tampón sin aplicador, debes introducir tus dedos dentro de tu vagina, cosa que hará que te manches tus manos con el sangrado.
  • Puedes necesitar un poco más de tiempo de adaptación, debes familiarizarte con tu cuerpo y practicar para que la introducción del tampón sin aplicador se haga de una forma cómoda y segura.

Tampón Con Aplicador

Pros

  • Los aplicadores de los tampones te ayudarán con el trabajo duro de empujar el tampón hacia dentro. ¡Sin duda son más cómodos y fáciles de usar!
  • Si eres nueva usando tampones, usarlos con aplicador es la forma más fácil de saber que tu tampón se colocará de forma adecuada y segura.
  • Los tampones con aplicador son más limpios de utilizar ya que es el aplicador el que está en contacto con el interior de la vagina, cosa que ayudará a no marcharse las manos a la hora de introducirlo.

Contras

  • Los tampones con aplicador utilizan más elementos en el envoltorio, con lo que se generan más desechos innecesarios para el Planeta.
  • Los tampones con aplicador son más caros, ya que se necesitan elaborar más elementos para el producto y, por lo tanto, incrementan los costes de fabricación.
  • ¿Sabías que alrededor del 20% de las mujeres tienen retrodesviación uterina de forma natural (donde el útero se inclina hacia atrás -hacia la columna vertebral- en lugar de hacia adelante)? En este caso, utilizar tampones con aplicador puede resultar más dolorosos a la hora de insertarlos, ya que son menos flexibles.
  • Si te sientes incómoda después de haber insertado el tampón, tendrás que reajustarlo con tus dedos, lo que hace que el aplicador en esta ocasión sea redundante.

Usar un aplicador es una excelente forma de usar tampones sobre todo si son tus primeras menstruaciones o tu primera vez usando tampones. Pasarás por un período de adaptación, pero definitivamente son unos productos más fáciles de manejar. Cuando ya estés preparada y empieces a tomar conciencia del impacto que supone el uso de productos menstruales para nuestro Planeta y además no te importe codearte con el sangrado menstrual, ¡entonces los tampones sin aplicador serán los más adecuados para ti!

Elijas lo que elijas, nunca sientas vergüenza de hablar con tus familiares y amigas sobre tu menstruación, ¡todas la tenemos o la hemos tenido! Seguro que tienen algunas experiencias, consejos o anécdotas divertidas que pueden ayudar a otras personas a la hora de elegir sus productos. También si te animas puedes mandarnos un mensaje por Facebook o Instagram e intentaremos resolver tus dudas sobre los productos para la menstruación.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *