La higiene íntima durante el ciclo menstrual

Es importante mantener siempre la buena higiene de las partes íntimas, pero ¿por qué es tan importante durante la menstruación?

Los hábitos de buena higiene durante la menstruación ayudan a proteger la salud íntima contra las infecciones bacterianas, evita que la piel se irrite y que aparezcan otros problemas de salud. Además, pueden ayudar a que las personas se sientan seguras de sí mismas, a que la autoestima se mantenga intacta y a garantizar que se sientan cómodas cuando están menstruando.

Sigue leyendo para conocer nuestros principales consejos para mantener una buena higiene intima durante tu ciclo menstrual.

Cambia tu protección menstrual con frecuencia

Lávate siempre las manos y cambia tu producto menstrual cada 2, 4 o 6 horas, según el tipo de producto que usas y la intensidad del flujo. El cambio frecuente del producto menstrual de tu elección evitará que crezcan bacterias en la sangre que pueden crear un mal olor; además, ayuda a disminuir las posibilidades de contraer infecciones.

¿Qué producto menstrual debes utilizar? La elección depende de ti. Elige un producto que te resulte cómodo y que sea adecuado para tu flujo.

Mantén limpia la zona de los labios de la vulva

Es posible que no lo sepas, pero las personas son ligeramente más propensas a las infecciones bacterianas cuando están con la regla debido a los cambios en los niveles de pH. Divertido, ¿no? Los médicos recomiendan lavarse los genitales dos veces al día, incluso cuando no se está menstruando.

Asegúrate de lavarte correctamente. Evita el uso de jabones muy perfumados: seguro que están llenos de productos químicos que pueden alterar la flora natural de la vagina. Lo mejor es utilizar agua tibia, pero si crees que necesitas utilizar un jabón, asegúrate de que tiene una fórmula suave y natural y que sea delicado con la piel íntima. La vagina se limpia sola, así que no intentes lavar el interior de la vagina (lo que se conoce como ducha vaginal). Esto es, definitivamente, algo que no debes hacer por ningún motivo, ¡ni siquiera cuando estas con el periodo! Limítate a limpiar suavemente la vulva y las zonas circundantes y tu cuerpo se encargará de limpiar lo de adentro como por arte de magia.

Prueba las toallitas para refrescarte sobre la marcha

La menstruación puede hacer que sientas que necesitas una limpieza rápida “ahí abajo” con mayor frecuencia, sobre todo si tu flujo es abundante. Las personas que usan compresas son más propensas a que la sangre menstrual se seque alrededor de la vulva. Si lo que deseas es tener esa sensación de limpieza y refrescarte sobre la marcha, ¿por qué no pruebas el papel higiénico húmedo desechable? Este tipo de papel higiénico limpia y refresca tu piel entre los cambios de productos menstruales, ¡y se pueden desechar por el inodoro de forma segura DE VERDAD!

Durante el periodo, la temperatura corporal es más elevada, lo que significa que se suda más. Si te preocupa el olor o acabas de volver de una sesión en el gimnasio, lleva contigo toallitas íntimas naturales para refrescarte rápidamente.

Refréscate sobre la marcha

Toallitas sin plástico íntima

Haz el cambio hoy

¡Aunque estés con el periodo puedes tomar un baño!

El hecho de que estés con la regla no significa que no puedas relajarte y tomar un poco de «tiempo para ti». De hecho, cuando estás con el periodo es el momento perfecto para hacerlo. Muchas personas sienten que darse un baño mientras están con la regla disminuye el estrés. Además, ¡el agua caliente puede ayudar a aliviar los cólicos menstruales!

Es posible que, estar en el agua si estás con la regla, te cause preocupación, pero ¿sabías que puedes ir a nadar, aunque estés menstruando? No te niegues la posibilidad de tomar un baño relajante cuando estés a mitad de tu periodo.

Sólo asegúrate de que el baño está limpio de antemano, ya que el sistema inmunitario está ligeramente debilitado durante la menstruación.

Baño para el cuidado del bienestar personal

Mantén una buena higiene por la noche

No hay nada peor que esa sensación de que vas a mancharlo todo de sangre justo cuando empiezas a dar cabezadas. Pero ¡no te preocupes! Puedes usar compresas o tampones mientras duermes. Sólo asegúrate de cambiarte la protección del periodo justo antes de irte a la cama y tan pronto como te despiertes. Si tu flujo es abundante o no puedes cambiarte el tampón en 6 horas, utiliza una compresa especial para la noche.

Puedes ir aquí si quieres más consejos sobre cómo evitar manchar por la noche.

Sea cual sea el producto que elijas, asegúrate de que contenga materiales naturales y algodón orgánico que permitan que la piel respire. Los materiales sintéticos pueden aumentar la humedad y el calor en la zona genital, haciéndola propensa a las infecciones (¡sin olvidar la sensación de incomodidad!).

Desecha los productos menstruales usados de forma higiénica

Mantener una buena higiene íntima mientras estás con el periodo es importante, pero ¿has pensado alguna vez en cómo deshacerte de los productos del periodo usados?

Una vez que lo has utilizado, envuelve el producto menstrual y tíralo a la basura. Nunca tires las compresas, los protectores diarios o los tampones por el inodoro. De hecho, sólo debe tirar al inodoro las 3 P (pis, papel y popó), sobre todo para evitar los fatbergs o «monstruo de las cloacas».

Para deshacerte de tus productos menstruales usados de forma verdaderamente segura e higiénica, utiliza solo compresas, protectores diarios y tampones biodegradables y orgánicos, ya que estos productos menstruales se pueden compostar y devolverse a la tierra. No te preocupes si no haces abono en casa. Los productos biodegradables se descomponen de forma segura en el vertedero y no permanecerán en el planeta durante 500 años, ¡lo que no es buena higiene ambiental!

¿Cuáles son tus principales consejos para mantener una buena higiene durante la menstruación? ¡Comenta a continuación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.