5 asanas de yoga para aliviar el dolor menstrual

Practicar yoga con regularidad ayuda a calmar, centrar y fortalecer tanto el cuerpo como la mente. Practicarlo durante la menstruación, e incluso durante los días previos en los que algunas personas sufren SPM, puede ofrecer grandes beneficios para equilibrar las emociones y aliviar los cólicos menstruales. Puede ser que no siempre te apetezca hacer ejercicio mientras estás menstruando, pero si practicas yoga durante la menstruación, podrás sentir los beneficios tanto físicos como anímicos.

Te proponemos algunas de las posturas (o asanas) más efectivas para aliviar los síntomas menstruales. ¿Por qué no probarlas?

Hemos seleccionado posturas que no son demasiado complejas, por lo que son aptas para todos los niveles de habilidad y flexibilidad. Estos ejercicios te ayudarán a relajarte desde la comodidad de tu casa, sin necesidad de asistir a un centro de yoga. Date un tiempo para practicar yoga en tu siguiente ciclo menstrual y cuéntanos tu experiencia.

Perro boca abajo (adho mukha svanasana)

Postura de yoga, Perro boca abajo

Un clásico dentro del mundo yogui, la postura del perro boca abajo (o carpa) tiene muchos beneficios: fortalece y estira tu cuerpo además de calmar tu mente. Esta postura, al estirar la parte baja de la espalda te ayudará con el dolor en la zona lumbar.

Colócate de rodillas y apoya tus manos en el suelo, al exhalar levanta las rodillas, estira las piernas y la espalda, y lleva las caderas hacia arriba. No te preocupes si tus talones no llegan al suelo, ¡ya llegarán! Permanece en esta postura durante algunas respiraciones completas, concéntrate en tu respiración y deja que los calambres menstruales se relajen. Intenta mantener el equilibrio. Esta es una postura que se suele practicar mucho en yoga, pero no te preocupes si sientes que es demasiado intensa para ti. Conforme pase el tiempo llegarás a sentir más comodidad.

La postura del perro hacia abajo es una de los asanas del saludo al sol, así que, si tienes un poco más de tiempo, te animamos a que pruebes toda la secuencia, especialmente por las mañanas para empezar el día con energía.

La postura del niño (balasana)

Postura de Yoga, el Niño

La postura del niño es un asana de descanso; la puedes hacer, por ejemplo, después de la postura del perro boca abajo. Esta postura se recomienda especialmente para relajar la zona baja de la espalda, que es la parte más dolorida durante la menstruación.

Arrodíllate y acomoda tus piernas de modo que los dedos gordos de tus pies se toquen, siéntate sobre tus talones. Exhala profundamente, deja caer el torso hacia delante y estira los brazos. Descansa la frente en el suelo, estira la zona cervical y permanece en esta posición. Intenta relajarte y siente como el torso descansa sobre tus piernas. ¡Recuerda: respiración profunda y consciente durante los ejercicios!

Esta postura no quiere demasiado esfuerzo así que la puedes practicar en cualquier momento, incluso entre los capítulos de la serie de Netflix.

El camello (ustrasana)

Postura de Yoga, el Camello

El camello es una postura, quizás, un poco más compleja, pero muy eficaz para los dolores de la parte inferior del abdomen y para estirar la pelvis; tiene un efecto revitalizante y ayuda a calmar la ansiedad.

Coloca tus rodillas separadas en el suelo, inclínate lentamente hacia atrás e intenta coger tus talones (no te preocupes si al principio no llegas, empieza colocando tus manos en la zona lumbar y en cada exhalación intenta bajar un poco más, ¡practicando, lo vas a conseguir seguro!), una vez ahí inhala y levanta el pecho hacia el techo apoyándote en los omóplatos. Si la posición te resulta cómoda, puedes dejar caer la cabeza hacia atrás con cuidado. Permanece en esta posición durante un tiempo máximo de un minuto. Para contrarrestar y relajar los músculos puedes seguir con la postura del niño.

El arco (dhanurasana)

Postura de Yoga, el Arco

El arco, como su nombre indica, nos propone hacer un arco con nuestro cuerpo, al estirar el abdomen ayudaremos a aliviar el dolor menstrual. Esta postura estimula los órganos reproductores y te ayuda a estirar y fortalecer tu espalda.

Acuéstate boca abajo y dobla las rodillas para poder agarrar tus tobillos con las manos, intenta mantener tus rodillas paralelas a tus caderas. Sino pudieras agarrarte los tobillos, puedes utilizar una cuerda o cinturón, pero siempre manteniendo los brazos rectos. Cuando estés preparada, inhala y levanta la cadera y el pecho a la vez, intentando que estén a la misma altura, y mantén el equilibrio.

No te olvides de respirar (a veces es difícil cuando estás haciendo un esfuerzo) y permanece en esta posición hasta 30 segundos, luego deshaz la postura lentamente con una exhalación profunda.

Esta es una postura perfecta para cargar pilas y liberar las tensiones que hemos ido acumulando durante el día.

La diosa tumbada (supta baddha konasan)

Postura de Yoga, la Diosa Tumbada

La diosa tumbada es la postura perfecta para ti si eres una persona a quien le gusta irse a la cama tranquila y relajada. Esta es una de las favoritas del equipo Natracare y es un asana que reconstruye la zona pélvica abriendo la ingle y estimulando los ovarios. La puedes hacer fácilmente desde tu cama, e incluso colocar una bolsa de agua caliente en tu abdomen. Túmbate boca arriba, flexiona las rodillas y junta los pies, deja caer las rodillas a ambos lados de tu cuerpo. Estira los brazos cerca de tu cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba, y respira. Puedes permanecer en esta postura hasta diez minutos. Tu comodidad es importante, así que no deberías sentir tensión en ninguna parte de tu cuerpo. Esta postura te permitirá relajar tu cuerpo y mente, sintiendo el poder de la diosa menstruante que tienes dentro.

Posturas de Yoga para dolores menstruales

Esperamos que estas posturas te ayuden a aliviar los dolores menstruales y a sobrellevar mejor esos días del mes en los que tu cuerpo y mente están de Carnaval.

Recuerda que el yoga te da herramientas para relajar tu cuerpo y calmar tu mente, a través de las asanas y una respiración consciente, conseguirás llegar a un estado de relax y bienestar. Estos 5 posturas están especialmente indicadas para los dolores menstruales, aunque las puedes practicar en cualquier momento del mes. Si con alguna de ellas sientes dolor o incomodidad, no la hagas y pide consejo a alguna persona profesional del yoga.

Cuéntanos si estas posturas te han ayudado con las molestias menstruales y cuál es tu favorita.

¡Namasté!

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *