Incontinencia urinaria: ¡No a los eufemismos!

¿Sabías que 1 de cada 3 mujeres y personas con vulva sufren incontinencia urinaria leve (IUL) en algún momento de su vida? Es algo muy común y el 85 % de las veces es curable, aunque sigue siendo un estigma. Debido a la vergüenza que a menudo se asocia a las pérdidas de orina, muchas personas utilizan eufemismos para hablar de la IUL. En Natracare, creemos que ha llegado el momento de abandonarlos de una vez y para siempre.

¿Qué son los eufemismos para las pérdidas de orina?

Los eufemismos son una forma indirecta de hablar de temas tabúes o delicados. Los eufemismos sobre las fugas de orina pueden ser desenfadados, pero también refuerzan el sentimiento de vergüenza y desaniman a la gente a hablar de ello abiertamente.

Infografía de eufemismos para las pérdidas de orina

Estos son algunos de los eufemismos de fuga de orina que hemos escuchado a la gente:

  1. «A mi vejiga no le gusta que haga muchos esfuerzos»
  2. «Un ligero problema de pis»
  3. «Tuve que correr para coger el bus y se me escaparon unas gotitas»
  4. «Me reí tanto que me oriné de risa»
  5. «Tuve un pequeño accidente»

¿Por qué debemos dejar de lado los eufemismos sobre las pérdidas de orina?

Aunque estos eufemismos pueden hacer que las pérdidas de orina no sean tan graves y que sintamos menos incomodidad a la hora de iniciar una conversación sobre ellas, en realidad contribuyen a la estigmatización de la IUL a largo plazo.

El hecho de que se evite el tema agrava la impresión de que la incontinencia de esfuerzo es algo de lo que hay que avergonzarse, lo que puede impedir que la gente hable con los profesionales sanitarios para pedir consejo. No solo eso, sino que este tabú ha hecho que el 24 % de las personas que han sufrido incontinencia de esfuerzo no hayan utilizado nunca productos para la incontinencia, y que el 41 % utilice compresas para la regla en lugar de las diseñadas para la incontinencia.

La única manera de abordar este tabú es hablar de ello de frente, dejando de lado los eufemismos sobre las pérdidas de orina. Solo así podremos abrir el dialogo para empoderar y educar a las personas con IUL.

Dry & Light Compresas

Compresas naturales y absorbentes para la incontinencia urinaria leve

Compresas naturales y absorbentes para la incontinencia urinaria leve

Lee más

¿Qué deberíamos utilizar en lugar de los eufemismos sobre la vejiga?

Reírse de la IUL y decir que has tenido un «pequeño accidente» o que «se han escapado unas gotitas» puede ser la forma más fácil de hablar de ella, pero tienen connotaciones negativas que refuerzan la vergüenza asociada a la IUL. En su lugar, intenta utilizar términos que tengan connotaciones neutras como:

  • sensibilidad de la vejiga
  • ligeras pérdidas de orina

Estos términos libres de estigma contribuyen a disminuir la vergüenza que rodea a la IU y permiten que las personas se sientan cómodas y apoyadas.

Cómo sentirse seguro al hablar de la IUL

Gran parte del estigma que rodea a la IUL se debe a que se asocia exclusivamente a los niños, las mujeres embarazadas o a los ancianos, pero en realidad puede afectar a cualquier persona en cualquier momento. De hecho, la IUL afecta a más de 6 millones de personas en España. A pesar de lo común que es la IUL, la falta de concienciación y educación hace que muchas personas se avergüencen de hablar de ella. Hace poco, en un grupo de debate, los participantes dijeron que sentían que no podían hablar abiertamente de la IUL porque no encajaban en el «grupo demográfico adecuado» (1).

Si le dices a alguien que tienes una vejiga sensible o que has tenido pérdidas de orina, es muy probable que esa persona a quien se lo estás contado también haya pasado por lo mismo. Aproximadamente el 33 % de las mujeres y el 13 % de los hombres sufren pérdidas de orina en algún momento de su vida, lo que demuestra lo común que es.

Abandonar los eufemismos de las pérdidas de orina abre las puertas para que haya una conversación sobre el tema y ayuda a luchar contra el estigma asociado a la IUL, permitiendo que la gente conozca mejor a quiénes afecta y cómo puede curarse.

Debemos fomentar la conversación sobre la incontinencia urinaria para empoderar y apoyar a las personas que pueden sentirse incómodas comprando productos para la incontinencia o hablando con un profesional sanitario. Es hora de dejar de lado los eufemismos sobre las pérdidas de orina y defender la cura de la IU. Recuerda que es común y que se puede curar.

(1) Según los grupos de debate organizados por Natracare.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.