Cómo ser sostenible durante una pandemia

El corazón de la sostenibilidad es el ser consciente del impacto de nuestros actos y hábitos en el planeta. Las tres palabras clave, desechar, reducir y reusar son por lo general las que van a guiarnos en el camino de la sostenibilidad, pero ¿qué cosas han cambiado con la nueva normalidad, la cual implica el distanciamiento social y otras restricciones en nuestras vidas?  Nuestro concepto de vida sostenible también tiene que adaptarse a este nuevo y extraño mundo.

Como toda la gente, menos las personas en trabajos esenciales (¡gracias!), nos quedamos en casa para hacer nuestra parte, y aquí te presentamos algunas formas en las que tú puedes seguir practicando hábitos sostenibles durante esta pandemia, entrelazando tus valores con la nueva normalidad.

No compres en exceso

Sé consciente de las necesidades de las personas de tu vecindario y de aquellas que no pueden almacenar productos debido a razones financieras, falta de espacio o cualquier otro motivo. Abstente de comprar en exceso para que aquellas personas que no tengan los medios para almacenar puedan comprar los productos esenciales en el momento que puedan. Si toda la gente compra de forma responsable nadie va a tener que prescindir de lo que necesita.

verduras en tienda de comestibles

Compra tus comestibles en la tienda local

El comprar tus comestibles en la tienda de tu barrio o en algún mercado de productores es una manera estupenda de reducir tu huella de carbono, al mismo tiempo que ayudas a tu comunidad. De esta forma también contribuyes con la economía local y los negocios independientes que se han visto sumamente afectados por la pandemia. El bono adicional es que es muy probable que las personas dueñas de los pequeños comercios estén mejor abastecidos que los grandes supermercados.

Compra tarjetas de regalo para apoyar los negocios locales que estén cerrados

¿Por qué no apoyar a los negocios locales que no pueden abrir sus puertas en este momento? A lo mejor la ayuda es para la peluquería del barrio o tu cafetería favorita. De esta manera, las personas que llevan estos negocios tendrán una fuente de ingresos y cuando vuelvan a abrir sentirás que tu primer consumo será por cuenta de la casa. El obsequiar a tus familiares o amistades que trabajan como personas autónomas con una tarjeta de regalo para consumir en estos negocios cuando abran es una forma estupenda de apoyar, no solo a las personas propietarias de los pequeños comercios, sino a tus familiares y amistades también.

bollería en la panadería local

Date un capricho en el negocio de comida para llevar del barrio

Esos días en los que no tienes ganas de cocinar, pide comida para llevar en tu restaurante favorito del barrio para brindarle tu apoyo en estos momentos difíciles. ¡No te olvides de pedir que no te incluyan ni servilletas ni cubiertos para reducir los desechos innecesarios! Para protegerte, es recomendable que antes de comer pases la comida a tus propios platos y deseches los envases que usaron en el restaurante.  Luego, lávate las manos antes de disfrutar de tu comida ¡la seguridad, ante todo, siempre!

No uses guantes de látex

Los guantes de látex no son biodegradables y muchas personas van a usarlos para protegerse. Sin embargo, ¡no es necesario! Aquí lo importante es recordar que debes lavarte las manos muy bien con jabón durante 20 segundos o más después de tocar las superficies, y nunca tocarte la cara si no te has lavado las manos primero.  ¡Asegúrate de secarte las manos completamente también! Las manos húmedas pueden atraer más gérmenes. La Organización Mundial de la Salud ha preparado una guía para lavarse las manos bien, con todo lo que necesitas saber.

No tires alternativas al papel higiénico por el inodoro

Es difícil conseguir papel higiénico estos días y a lo mejor te encuentras en la situación en la que tienes que usar toallitas húmedas. El monstruo de las cloacas’ es un problema que se puede evitar y podemos contribuir a que no se formen con tan solo desechar por el inodoro las 3P: pipí, popó y el papel higiénico. Para aquellas personas que quieran probar las toallitas húmedas, pueden conocer más sobre el papel higiénico húmedo Safe to Flush de Natracare, hecho 100 % de papel.

mantas y cuadernos

Prepárate una tetera entera y no solo una taza de té

¡Te mereces una tetera entera de té! En vez de estar preparando el té taza por taza y, por consiguiente, hirviendo el agua de a pocos, ¿por qué no preparas una tetera grande de té para reducir la cantidad de electricidad o de gas que usas?  También puedes poner agua recién hervida en un termo para que tengas agua caliente por mucho tiempo, ¡sin necesidad de recalentarla! Para que tu taza de té sea incluso más sostenible, opta por comprar té orgánico y con la certificación Fair Trade, y que no tenga envoltura plástica.

Usa ropa abrigadora para entrar en calor

Antes de subir la temperatura de la calefacción, ponte ropa que te abrigue un poco más. Pueden ser unos calcetines gruesos, un cómodo jersey de lana o echarte encima una mantita suave y calentita, la cuestión es que el usar prendas que te calienten es una manera estupenda de reducir la huella de carbono en casa antes de encender la calefacción. Gracias a que en el hemisferio norte la primavera está a punto de llegar, podemos disfrutar de días más largos y tibios.

La situación de cada persona es diferente, así que puede que algunas de estas cosas no te resulten fácil de hacer; está bien, no pasa nada. Comportarse de manera sostenible es un proceso continuo de vivir conscientemente y de hacer lo mejor que se pueda en el mundo moderno actual.

infografía sobre cómo seguir siendo sostenible durante una pandemia

¿Cómo estás entrelazando tus valores relacionados con la sostenibilidad con esta nueva normalidad? Comenta abajo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *