La norma GOTS toma medidas contra el lavado verde de los tampones

La Norma Textil Orgánica Global (GOTS, Global Organic Textile Standard), la principal norma mundial que define los requerimientos en el procesamiento de productos textiles para asegurar que dichos productos sean ecológicos, ha introducido una nueva regulación que afecta a los tampones. Dicha norma actualizada solo permite que los aplicadores de tampones sean de papel o de cartón. Esta nueva y mejorada norma (versión 6.0), publicada el 1 de marzo de 2021, tomará medidas drásticas contra el «greenwashing» o lavado verde, y ayudará a reducir los plásticos innecesarios en los productos menstruales y en la industria textil en general.

La GOTS se somete a procesos de revisión cada tres años para «establecer criterios ecológicos y sociales más estrictos y al mismo tiempo mantener su pertinencia». Implementada y apoyada por Susie Hewson, directora general de Natracare, esta nueva actualización ha surgido a raíz del aumento del uso de aplicadores de bioplástico en el mercado de productos menstruales, y del preocupante uso de velos sintéticos en los tampones.

El «flagrante lavado verde de las marcas».

Una investigación reciente de los Laboratorios Greenpeace ha revelado que los aplicadores de tampones que se venden como «plástico de origen vegetal» son en realidad de polietileno. Este es el mismo material del que están hechos las botellas de plástico, los cepillos de dientes y los aplicadores oleosos de tampones normales. Para que un plástico pueda etiquetarse como «de origen vegetal», sólo el 20 % del total de sus ingredientes puede proceder de plantas, lo que facilita que las marcas se aprovechen de los consumidores con mentalidad ecológica a través de su marketing.

En la actualidad, si las marcas ecológicas quieren ser reconocidas con la certificación GOTS, deben utilizar en sus productos una versión de sus aplicadores realmente respetuosa con el medio ambiente, aplicadores biodegradables o compostables y sin plásticos.

Susie Hewson, fundadora y directora ejecutiva de Natracare, afirma: «Después de haber pasado más de 30 años haciendo campaña a favor de los tampones de algodón libres de sustancias químicas y respetuosos con el medio ambiente, me preocupó mucho ver el posible daño que el flagrante lavado verde de las marcas que manipulan la versión 5.0 de la norma GOTS podían causar a los principios orgánicos. Estoy orgullosa de que nuestras pruebas y nuestra presión hayan tenido la influencia necesaria para eliminar esos tecnicismos en la versión 6.0».

Mantener la integridad de lo «ecológico»

Ya en el año 2000, al ver que la categoría de tampones de algodón orgánico no estaba protegida, Susie Hewson redactó un esbozo de norma para los tampones y presionó a su organismo de certificación para que le ayudara a impulsarla. Finalmente, hace 15 años y en colaboración con la Soil Association, Susie tuvo la oportunidad de influir en GOTS para que incluyera una definición para los productos de cuidado personal, concretamente para los tampones ecológicos.

En los últimos 5 años se ha producido un enorme aumento del número de productos menstruales que entran en el mercado ecológico, pero Susie no tardó en detectar velos de plástico y aplicadores de bioplástico en algunas de estas nuevas marcas, que, en su opinión, iban en contra del espíritu de la normativa ecológica. Susie volvió a trabajar para hacer más estricta esta normativa, asegurándose de que todos los tampones etiquetados como «ecológicos» cumplan con el requisito de no contener plásticos. Este fue un paso realmente importante para eliminar cualquier duda sobre la integridad de los tampones ecológicos. Y ahora, con una normativa aún más estricta contra la explotación de la norma, personas como Susie y GOTS 6.0 garantizarán que esta integridad se mantenga.

Lea la norma GOTS 6.0 [PDF].

Notas para los editores:

Natracare es la primera empresa del mundo que ofrece tampones de algodón orgánico certificado sin plástico, además de compresas y protectores íntimos totalmente libres de cloro. Los productos Natracare son biodegradables y pueden incluso convertirse en abono. Susie Hewson creó la marca en 1989 en respuesta al creciente peligro que suponía para la salud humana y el medio ambiente la contaminación producida por las dioxinas en las industrias de fabricación de pulpa con el blanqueo con cloro de los productos de papel.

La Norma Textil Orgánica Mundial (GOTS) es una certificación para los productos textiles que limita el uso de blanqueadores, tintes y otros insumos químicos tóxicos durante el proceso de producción. El objetivo de la GOTS es definir los requisitos para garantizar la condición ecológica de los textiles, desde la recolección de las materias primas, pasando por la fabricación responsable desde el punto de vista medioambiental y social, hasta el etiquetado, con el fin de ofrecer una garantía creíble al consumidor final.

Comentarios cerrados.