¿Los productos menstruales se pueden compostar?

Compostar nos permite devolver los elementos primordiales de la naturaleza al suelo. Normalmente, se hace abono con comida, bolsitas de té y desechos del jardín. Pero, ¿qué con todos los otros productos que utilizamos a diario?

¿Alguna vez te has preguntado si las compresas, los protectores diarios y los tampones pueden formar parte del compost?

Una mujer usa 17 000 compresas en su vida. ¿Te puedes imaginar la gran montaña que sería creada por esta cantidad de desechos?

¡Si usas productos de higiene femenina convencionales, esa gran montaña de desechos sanitarios es algo que tienes que aceptar! Las compresas y los protectores diarios convencionales están compuestos de hasta un 90 % de plásticos derivados de petróleo crudo y, por lo tanto, no son compostables ni biodegradables. De hecho, hacer abono con ellos sería el equivalente de enterrar un puñado de bolsas de plástico en el suelo: sin sentido, ¡y además perjudicial para el medio ambiente!

Sin embargo, si usas productos de higiene femenina libres de plástico (como Natracare) y hechos a base de materiales biodegradables como algodón orgánico y celulosa de plantas, ¡la respuesta es sí: puedes hacer abono con compresas y tampones!

¿Cómo hago abono con compresas y tampones naturales?

  1. Primero que todo, asegúrate de estar usando compresas, protectores diarios y tampones naturales durante esos días del mes. Éstos deberían estar hechos solo a base de materiales naturales y provenientes de plantas (¿cómo saberlo? Lee la lista en el reverso del paquete. Si no hay lista lo más seguro es que no puedas hacer abono con ellos; ¡siempre puedes ponerte en contacto con el fabricante y comprobarlo!).
  2. Crea las condiciones óptimas (húmedo y cálido) en un contenedor de abono bien sellado y añadiendo material con regularidad. Usar un contenedor bien sellado es muy importante para no atraer bichos.
  3. Asegúrate de que el abono esté bien proporcionado con abono verde y abono marrón.
    • El abono verde incluye cáscaras de verduras y césped, etc. Es decir, un material más suave y húmedo que se descomponga relativamente rápido.
    • El abono marrón se compone de cosas fibrosas como cartón y restos de poda, así como compresas y tampones naturales, que tardan más en biodegradarse que el abono verde.
  4. Para acelerar el proceso, es buena idea romper las compresas y protectores diarios a mano o con tijeras antes de echarlos al contenedor de abono. ¡Aunque esto no es esencial! Idealmente, retira la capa de refuerzo que lleva una pequeña cantidad de adhesivo, aunque esto también se puede compostar.
  5. Date palmaditas en la espalda por elegir productos mensuales que no van a parar en un vertedero.

Recomendamos esperar de 18 a 24 meses para que los productos sanitarios se descompongan totalmente en el abono.

¿Quieres saber más acerca de productos compostables? Descubre nuestra gama de productos ecológicos aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *