¿Qué es el compostaje en caliente y por dónde empiezo?

¿Has escuchado sobre el compostaje caliente, pero no sabes lo que es? Es una de las tantas formas de hacer compost, una forma particularmente rápida y eficiente. El proceso de compostaje es sorprendente; además, es una técnica sumamente sostenible con la que se crea abono de alta calidad para mantener el suelo saludable. El compostaje reduce la cantidad de desechos que va a los vertederos y ayuda a crear un material rico en nutrientes para poder cultivar en casa. Entonces, ¿qué es el compostaje caliente y qué necesitas para hacerlo en casa?

¿Qué es el compostaje en caliente?

Es un método mucho más rápido que el compostaje normal o en frío para eliminar los desechos orgánicos.  Los compostadores para el compostaje en caliente funcionan a temperaturas que oscilan entre los 40 °C y 60 °C.

El compost normal es un material tibio debido a que los microbios que descomponen la materia orgánica liberan energía térmica durante el proceso. El compostaje en caliente aprovecha esto para acelerar el proceso: depende de la actividad óptima de los microbios para que la materia orgánica se descomponga a la temperatura correcta.  ¡El resultado es que puedes tener listo el compost en tan solo cuatro semanas!

¿Cuáles son los beneficios del compost caliente?

Uno de los grandes beneficios del compostaje es que se puede hacer con una gran variedad de desechos orgánicos y materiales compostables. Si uno de tus objetivos es reducir los niveles de desechos que tu hogar produce, entonces esta es una gran opción para contribuir con la sostenibilidad. Otros de los beneficios que el compostaje en caliente ofrece son:

  • La posibilidad de compostar los doce meses del año pues las estaciones no te limitan.
  • La posibilidad de crear compost de manera rápida a diferencia de otros métodos.
  • La opción de compostar una mayor variedad de desechos de comida y materiales orgánicos.
  • La eliminación de las semillas de maleza, de patógenos y de bacterias nocivas ya que el calor las mata.
  • La preparación de compost sin emitir tantos malos olores como otros tipos de compostaje.

¿Cuál es la mejor manera de compostar en caliente?

Vas a necesitar un compostador, o un lugar en tu jardín o huerta destinado a los desechos orgánicos. Es mejor empezar triturando o cortando en trozos pequeños todo tu material biodegradable. Esto permitirá que todo el material se descomponga de forma pareja y rápida. Debes agregar una buena porción de compost ya preparado para iniciar el proceso, ya que contendrá los microorganismos y la bacteria que necesitas para empezar tu compostaje.

¡Consigue un termómetro para compost! Una buena práctica cuando compostas en caliente es el controlar la temperatura de tu compostaje. Si tu compost se torna frío (por debajo de los 40 °C) o demasiado caliente (por encima de los 75 °C), la velocidad de la descomposición disminuirá.

Cuando la temperatura baja de 40 °C tienes que remover el compost para que se mezcle bien y agregar un poco de agua.  De este modo agregas oxígeno a la mezcla y revitalizas la actividad microbiana en el compost. Después de unos días notarás que la temperatura vuelve a subir. Si sube demasiado, agrega más agua y materiales ricos en carbono, como madera y cartón. No remuevas el compost hasta que la temperatura vuelva a los niveles deseados.

La temperatura de tu compost caliente siempre dependerá de los niveles de humedad, el tamaño de los trozos de la materia orgánica que utilizas y de la cantidad de materia que coloques en el compostador. Puedes probar con distintos lotes, agregando más o menos agua o haciendo que los trozos sean más grandes o pequeños para ver el impacto que todas estas diferencias tienen en la calidad del compost.

¿Qué puedes colocar en el compostador?

Para obtener compost de buena calidad, con una estructura aterronada de color marrón oscuro y listo para empezar a cultivar, necesitas crear un balance entre los desechos orgánicos marrones y verdes.   El compostaje en caliente ofrece la ventaja de que se puede hacer con una gran variedad de desechos ya que el calor puede matar a los patógeno o las semillas de los hierbajos.

No te preocupes mucho por lo que pones en tu compostador; la buena noticia es que cualquier desecho orgánico se podrá descomponer con el tiempo. Puedes encontrar más información sobre los distintos tipos de desperdicios verdes y marrones compostables aquí, ¡pero hay muchas otras cosas que puedes compostar!

¿Compostar los tampones?

Los productos Natracare están hechos solo con materiales naturales y no contienen plástico, lo que significa que ¡puedes compostar hasta tus productos menstruales!

más información

Es casi imposible que algo salga mal con el compostaje; es un proceso natural sorprendente y siempre conseguirás el mismo resultado; lo único que puede variar es el tiempo del proceso y la calidad del compost.

Existen otros tipos de compostaje que no hemos mencionado en este blog, como el compostaje con gusanos o el compostaje con el método bokashi.

¡Todas nuestras compresas, tampones, protectores diarios y toallitas húmedas se pueden compostar! Échale un vistazo a nuestros productos compostables.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *